hiperCorreio   

Debate Autonomia

     
[Anterior] [Próxima] [Responder] [Sem Formatação] [Outros Debates] [Ver Listagem]
Carta Abierta a los Jovens
Remetente: Jorge  Esteves  da  Silva  <jorge@edugraf.ufsc.br>
Data  de  Envio: 1996-02-21  19:45:49.000
 CARTA ABIERTA A LOS JOVENES QUE SUENHAN UN MUNDO MEJOR
 
 
   Existen en los libros de texto miles de definiciones sobre la juventud, 
donde se presentan como rasgo caracteristico de ella su irresponsabilidad y 
su rebeldia "sin causa". La juventud, que es un principio biologico y que 
luego puede espiritualizarse, es ciertamente creatividad, sed de 
conocimientos y busqueda de experiencias que opone a cualquier obstaculo su 
rebeldia.
 
   Ante ello el sistema dominante, al que tenemos que reconocer suma astucia 
en su afan de preservarse, ha creado miles de armas que permitan aliviar el 
peligro que puede representar la organizacion de los jovenes conscientes de 
su opresion (como parte de la mayoria explotada, como personas que por sus 
caracteristicas hormonales son las grandes victimas de la represion sexual, 
como estudiantes, etc.). Muchas son dichas armas: la television, la musica, 
la educacion institucional, la familia (si esta pretende conservar los 
valores impuestos y se convierte en instrumento de coaccion), y tantas mas en 
las que en otra ocasion podremos adentrarnos.
 
   Pero lo que nos interesa en este momento es determinar cuales de esos 
instrumentos opresivos afectan a los jovenes que logran desarrollar alguna 
perspectiva critica de la situacion social, decidiendose a crear y defender 
una utopia de vida. Sin duda que a todos nos alienan en alguna medida las 
relaciones personales, el trabajo y los estudios, pero en esa funcion repres
iva de la inquietud juvenil, las drogas y el alcohol han resultado medios aun 
mas excelentes, pues  ?Para que sirven los suenhos, las ideologias, las 
utopias si nos sumergimos en la alucinacion y la incoherencia que ambos 
producen?; rebeldes pero confusos, preferiblemente adictos o alcoholizados, 
asi nos quiere el sistema; asi somos menos peligrosos y asi han derrumbado 
muchos movimientos como el hippie y el punk, ademas reducidos a la condicion 
mucho mas inofensiva de modas. Por eso resultan estupidas, repugnantes y 
contrarevolucionarias las repetidas seudoconsignas de "bebe y lucha" o "entre 
curda y revolucion no existe contradiccion".
 
      Podemos seguir con este interesante tema de los enemigos externos, pero 
resulta que aun cuando estemos claros de la necesidad de enfrentarnos a ellos 
todavia nos queda un gran enemigo por vencer, o mejor dicho, una gran amistad 
por ganar: nosotros mismos. Resulta increible, hasta decepcionante, observar 
como tantos jovenes valiosos para la construccion del nuevo mundo prefieren 
mantenerse en la comodidad del no hacer nada, escudandose tras un remedo de 
libertad individual con el cacareado "no lo deseo", o con otras miles de 
excusas cuando prefieren aborregarse para consumir (lo mismo da si ropa, 
espectaculos o hamburguesas) que organizarse para la lucha social o el 
desarrollo de alternativas culturales. A veces, incluso hay una participacion 
nominal en actividades contestatarias, pero se carece de una autentica etica 
de la responsabilidad y la supuesta persona "contestataria" se conforma con 
que los demas hagan todo el trabajo. En fin, esto solo pretende ser una pista 
para que quien se sienta tocado emprenda la autocritica, sin olvidar que esta 
carece de objeto si no nos proponemos superar los errores. Recordemos siempre 
que la Revolucion es un proceso constante, para la sociedad y para nosotros 
mismos; como tal, exige una revision cotidiana de la relacion entre nuestras 
actitudes y nuestros valores eticos.
 
    La juventud es sinonimo de potencial para el cambio, si no la asumimos 
para la realizacion de nuestros suenhos, entonces, cuando llegue su fin 
biologico llegara el fin de nuestra rebeldia. Si por el contrario, vemos en 
trabajar por nuestra utopia el mas hermoso de los compromisos con nosotros 
mismos y con los demas, aprenderemos a saborear la satisfaccion de saber que 
hacemos lo correcto, internalizaremos con pasion y conciencia nuestra 
rebeldia, y asi, a pesar de las cronologias hormonales, podremos conservar 
por siempre nuestra juventud en la predica y la practica de la Revolucion.
 
    !Demostremonos que podemos ser responsables con nuestros suenhos!  
!Nuestra rebeldia si tiene causa!
                                                    
                                (A)NAIS
                                      (CORRE@ # 26, p. 9; septiembre 1994)


[Anterior] [Próxima] [Responder] [Início da Mensagem]