hiperCorreio   

Debate Autonomia

     
[Anterior] [Próxima] [Responder] [Sem Formatação] [Outros Debates] [Ver Listagem]
Conociendo Durruti
Remetente: Jorge  Esteves  da  Silva  <jorge@edugraf.ufsc.br>
Data  de  Envio: 1996-02-21  19:49:39.000
 C O N O C I E N D O   A   D U R R U T I


    Condensar en pocas lineas la biografia de quien fue expresion cabal de la 
rebeldia y la utopia anarquista es tarea complicada pero necesaria, porque el 
testimonio de libertad en lucha que fue la vida de Buenaventura Durruti debe 
divulgarse ayer, ahora y siempre. Nacio segundo de 8 hermanos el 14 de julio 
de 1896 en Leon, capital de la provincia espanhola del mismo nombre. Se 
inicia de adolescente en la misma senda de su padre, obrero afiliado al 
sindicato socialista UGT. Como miembro de su seccion ferroviaria, participa 
con ardor en la huelga general revolucionaria de agosto de 1917, impulsada en 
conjunto con la Confederacion Nacional del Trabajo (CNT, anarcosindicalista); 
eso le costo la expulsion de la UGT por radical, la persecusion policial y la 
huida a Francia, donde se relaciona con exilados anarquistas, afiliandose a 
la CNT de Asturias al retornar a Espanha en enero de 1919.
 
    Se une a la pelea frontal contra la agresiva patronal de las minas 
asturianas y cae preso por primera vez en marzo de 1919; se fuga y en 
diciembre esta en San Sebastian, ciudad industrial del pais vasco, trabajando 
como metalurgico. La burguesia impulsaba entonces una ola de asesinatos de 
sindicalistas y Durruti se integra a un grupo de autodefensa - Los 
Justicieros - que en represalia planea un golpe sensacional: atentar contra 
el rey Alfonso XIII que visitaria la ciudad en agosto de 1920, pero son 
descubiertos y deben escapar. Durruti prosigue en la labor ilegal mas 
arriesgada por toda la peninsula; asi conoce a Francisco Ascaso, quien seria 
fraterno amigo y camarada. En agosto de 1922 van a Barcelona y con gente afin 
fundan el grupo Crisol, que luego tomara un nombre que se hara celebre en la 
historia libertaria: Los Solidarios. El grupo reunio a lo mas valioso del 
proletariado catalan golpeando a la reaccion donde mas le dolia, hasta que la 
crisis politica hispana trajo la dictadura del general Primo de Rivera, 
instaurada en septiembre de 1923 con pleno apoyo del rey. De Los Solidarios 
nunca se resaltara bastante la valiente defensa que hicieron de la CNT en 
hora tan desesperada, cuando cientos de militantes cayeron y solo pudo 
sobrevivir y recuperarse por sus nexos profundos con los trabajadores, pero 
el costo para ese colectivo combatiente y decidido fue alto: casi todos Los 
Solidarios murieron o purgaron largas condenas, mientras que Durruti y Ascaso 
tuvieron que refugiarse en Paris.
 
    El fracaso de los planes insurreccionales cocinados en el exilio les 
impulsa a viajar a Latinoamerica en diciembre de 1924, acompanhados por 
Gregorio Jover y en procura de fondos para el proscrito y agobiado 
anarcosindicalismo iberico. Sigueron 15 meses de andanzas increibles con 
acciones de guerrilla urbana para agenciarse recursos ineditas por estos 
lares, persecusiones y fugas escalofriantes, la ayuda solidaria de un sinfin 
de companheros, las burladas furias policiales, la frugal supervivencia como 
asalariados en los momentos de calma, el trabajo sindical de base 
desarrollado en varios paises y, por supuesto, la creciente leyenda en torno 
a la figura de aquellos hombres. En abril de 1926 regresan a Europa y les 
seduce una idea espectacular: secuestrar al monarca y al dictador espanholes 
cuando visiten Paris el 14 de julio; antes de eso la policia los captura y, 
luego de un agitado proceso, son expulsados de Francia en julio de 1927, 
prosiguiendo como militantes semiclandestinos en el exterior hasta la caida 
de Alfonso XIII en abril de 1931.
 
   La vuelta a Barcelona es de efervescente actividad para Durruti, ahora con 
su companhera Emilienne embarazada de Colette, que nacera en diciembre del 
31. Se integra a la Federacion Anarquista Iberica  - FAI, organizacion 
especifica anarquista creada secretamente en julio de 1927 - y con militantes 
allegados forma el grupo Nosotros, animadores en la CNT de una tendencia 
radical que no se hacia ilusiones tacticas con la recien proclamada 
Republica, pues afirmaban que el momento era para seguir avanzando. El 
enfrentamiento interno en la Confederacion fue agriandose hasta la escision, 
mientras arreciaba la represion y las provocaciones gubernamentales contra 
esos sencillos obreros - cuando no estaban presos, Durruti y Ascaso laboraban 
como mecanicos en una empresa mediana de Barcelona - que eran vistos por los 
bienpensantes de toda laya como el aterrador punho de la Revolucion Social. 
La histeria represiva cayo sobre Durruti y otros anarquistas en enero de 
1932, deportandolos a Canarias y al Sahara "espanhol". La presion popular los 
libero en septiembre, pero Durruti fue arrestado de inmediato por dos meses 
mas.
 
    Aun encarcelando a sus supuestos "lideres", las posiciones mas ofensivas 
crecian en el seno de la CNT y del proletariado, lo que llevo al fallido 
intento insurreccional anarquista de enero de 1933, tras el cual Durruti debe 
ocultarse hasta caer preso a fines de marzo. En julio ya esta en la calle, 
con la CNT y la FAI encarando las variaciones de la escena politica, pues la 
derecha se aprestaba a asumir las riendas del gobierno ante el fiasco de 
republicanos y socialistas, lo que ocurre tras los comicios de noviembre. En 
diciembre hay otra fallida tentativa de huelga general insurreccional; 
Durruti y cientos de anarquistas van a los calabozos, pero una amnistia les 
permitio salir en mayo de 1934, a tiempo para que Durruti tenga papel 
decisivo en el traslado por carretera de 13.000 hijos de huelgistas 
aragoneses a Barcelona, para acogerse a la solidaridad de las familias 
obreras.
 
    En octubre del 34 es la insurreccion de Asturias, 14 dias de heroica y 
desigual batalla de los trabajadores unidos contra el ejercito, mientras que 
la represion y la indecisa conducta de la UGT y otros sectores dejaron a los 
anarquistas aislados en su afan de extender la flama revolucionaria. De nuevo 
Durruti pasa por el vaiven de meses de carcel alternando con semanas de 
febril militancia publica, hasta que el triunfo electoral del Frente Popular 
en febrero de 1936, con el crucial voto de los afiliados de CNT, marco otro 
vuelco a la situacion. En medio de un explosivo clima politico-social, se 
reune en Zaragoza el IV Congreso de la CNT del 1 al 15 de mayo, donde parte 
esencial de los debates y el ambiente de pletorico fervor anarquista que alli 
se vivio fue el grupo Nosotros, entregado en esos dias a prepararse junto a 
los trabajadores para el tremendo reto que se avecinaba. Derechas e 
izquierdas iban al choque inevitable, iniciado mas temprano que tarde con el 
alzamiento militar del 19 de julio de 1936.
 
    La CNT y la FAI enfrentaron con coraje, organizacion y movilizacion de 
masas la superioridad facista en armas y recursos; su contribucion fue 
decisiva para resistir el zarpazo en toda la peninsula y casi a solas 
derrotaron a los alzados en Catalunha, con Durruti como una de las figuras 
mas arrojadas de esta victoria popular y sufriendo la dolorosa baja de 
Francisco Ascaso. El 24 de julio, desde una Barcelona donde el comunismo 
libertario empezaba a ser una realidad, Durruti partio con una columna armada 
a Zaragoza, ocupada por los golpistas. Luego de duros combates aquella
 milicia igualitaria, sin oficiales ni demas tramoya castrense, avanzo y 
estabilizo el frente de Aragon contra tropas regulares mejor equipadas, aun 
cuando no pudieron recuperar la ciudad. Paralelamente, las fuerzas 
anarquistas apoyaron la transformacion social que significo el establecimento 
de las colectividades agrarias aragonesas, para escandalo de comunistas, 
socialistas y demas acolitos del credo segun el cual no se podia ganar la 
guerra si al mismo tiempo se hacia la Revolucion. En su persona, Durruti 
encarnaba lo que eran los sentimientos  y metas de los trabajadores en armas, 
siendo un peculiar "jefe" cuyo privilegio principal era combatir en primera 
fila, con la unica jerarquia de la estima con que lo distinguian sus iguales.

    Esa vida radiante y corajuda - "El Corto Verano de la Anarquia" la llamo 
su cronista Enzensberger - terminaria en noviembre de ese mismo anho. El dia 
15 Durruti llego a reforzar la defensa de Madrid con una columna de 1800 
hombres, de inmediato van a lo mas duro del combate y el 19 lo alcanza una 
bala, cuando transitaba en area supuestamente segura. Murio en la madrugada 
del 20, siendo sepultado 2 dias despues en el cementerio de Montjuich en 
Barcelona, acompanhado del duelo mas multitudinario visto en la urbe. Como 
con Zamora, el Che o Zapata, su muerte tiene estigmas de traicion y el 
principal sospechoso, el PCE stalinista, desatara pocos meses mas tarde una 
brutal persecucion contra anarquistas y demas radicales que no solo liquido 
la Revolucion amenazante, sino que fue el comienzo del fin de la propia 
Republica que decian salvaguardar.
 
    40 anhos de existencia intensa tuvo este hombre que lucho por sus ideales 
sin treguas ni fanatismos; que nunca dejo de vivir de su trabajo; que actuaba 
tanto como leia y pensaba; que amo, sonho y tuvo amigos entranhables. En fin, 
Buenaventura Durruti fue lo que fue, y tambien lo que de mejor queda en 
nosotros cuando compartimos su trayectoria luminosa.
 
                                    SOFIA COMUNIELLO
                                   (CORRE@ # 20, pp. 16-17; agosto 1992)


[Anterior] [Próxima] [Responder] [Início da Mensagem]