hiperCorreio   

Debate grupal

     
[Anterior] [Próxima] [Responder] [Sem Formatação] [Outros Debates] [Ver Listagem]
¿ADÓNDE VAMOS?.
Remetente: Alejandro  Simonetti  <alesimonetti@ar.inter.net>
Data  de  Envio: 2003-09-11  22:12:39.000
- Ése es el asunto: ¿adónde vamos,
Mónica?...Decís: "Respecto al ecro, sabemos que nos movemos en un campo complejo de entrecruzamientos de distintas disciplinas. Cuando estudiamos psicoanálisis, parecería que todas las lecturas hay que hacerlas desde ahí, lo mismo cuando vemos el tema instituciones u organizaciones, o cuando estamos con los supuestos básicos de Bion":
- Ahí está: eso es lo que trato de no hacer: del psicoanálisis a la psicología social es no volver nunca a un psicoanálisis desimplicado, diría Alfredo. Inlcusive el psicoanálisis ya era psicología social, le dijo, al revés pero es lo mismo, Lacan a Pichon. Ya no puedo "ver" la transferencia sin la implicación: éste se cae en la castración porque está implicado en una pequeña burguesía que sueña con acceder a la burguesía, ése está en el destete porque se cayó del status de la clase media, aquél se sube a la omnipotencia del pensamiento infantil porque se identifica con el pensar ideológico del Imperio que domina a su pueblo. Cada vez que analizamos sólo la transferencia, nos caemos de la psicología social hacia el psiconálisis pequeño burgués y cada vez que analizamos sólo la implicación, nos deslizamos a un sociologismo sin lado de adentro.
- Lo más dificil es cuando "puestos a ajercer", elegir la línea pertinente de la lectura. A decir verdad la articulación en el campo comunitario y su relación con las ideologías de clase, no conozco escuelas que aborden ese tema. E insluso se "borra" bastante como fundamento el materialismo dialéctico y el marxismo como fuentes epistémicas del ecro (la upmpm en una excepción).
- Trato de ser otra excepción. Escribí una ficha que se llama Análisis de las ideologías, que recupera los textos en que Pichon dice que este análisis es "la tarea central del grupo operativo y de toda indagación social". A su definición de ideología le falta un poco de referencia a la clase social a la que pertenecemos por origen, situación o posición, pero es muy clara en su afirmación de su carácter de orientadora de la vida, más calentona que científica y su destino de ser superada por un esquema conceptual construido en diálogo con la realidad material y las ideologías de los otros. Todo mi laburo en las escuelas tiende a socializar la psicología social, analizando toda interacción desde la dialéctica afuera adentro y privilegiando los autores que analizan nuestro idiosincrásico y singular afuera latinoamericano argentino bonaerense y no los que miran al mundo desde el lugar de los que nos dominan culturalmente y no perciben, porque no les conviene, el fenómeno de la dominación cultural, correlato de la económica y sustitutiva de la militar: hacernos pensar como franceses o yanquis, para que nos dejemos dominar por empresas francesas o yanquis...
- Otro tema: el que miremos a Europa en general, la culpa no la tienen ellos los europeos , sino que somos hijos de esa clase media con aspiraciones de subir a la "alta" que a su vez admiraba e imitaba todo lo europeo: arquitectura, cultura, etc, etc.
- Sí, la culpa la tienen los que le dan de comer al chancho: pero el que nos come los choclos es el chancho y con él es la contradicción principal: muerto el cómplice, el chancho consigue otro: muerto el chancho, se acabó la triquinosis.
- Por otro lado. hay una gran masa de la población descendiente de inmigrantes europeos que poco se mezcló con "lo criollo", los cabecitas, los del interior... (esto nos diferencia bastante de la composición "étnica" respecto a otros países latino-americamnos).
- Más o menos...Leí un texto muy interesante de Scalabrini, creo que en "El hombre que está solo y espera", que dice que cuando el argentino repite conceptos europeos no quiere decir lo mismo que dice el europeo: él no se da cuenta, pero un europeo se da cuenta: Kusch habla de "fagositosis" de los pensares europeos: trasplantados a otro clima, se deforman: lo que hace falta es que el americano se dé cuenta de que el viaje a Ixtlán es imposible: jamás podrá "volver" a Europa. Pero mientras no se dé cuenta vivirá una vida fantasma. Se trata de no plancharse más el pelo ni blanquearse la piel sino descubrir que "black is beautifull" y ser bien criollos, como los negros yanquis se hacen bien afros. Criollos nuevos, si querés, en diálogo con los criollos viejos, los aborígenes (DESDE el origen) y los descendientes de los negros. En una Escuela me estoy jugando la patriada de que los alumnos de primer año lean entero el libro de Alcira Argumedo "Los silencios y las voces de América Latina", después de haber leído la mayor parte de La construcción social de la realidad de Berger y  Luckman y El yo saturado de Keneth Gergen. Por mí, seguiría por el Manifiesto y los libros de Perón, pero todo no se puede: el psiquismo se configura con todo eso que pasa en nuestra ciudad, nuestro país y el mundo: otro psiquismo no existe, pienso yo.
- El artículo de Feinmann de pág 12 lo lei y me pareció excelente. No me gusta caer en el prejuicio hacia todo lo francés.
- Los franceses me parece lindo que sean franceses. Pintoresco. Allons enfants de la Patrie...Dieu est a nôtre avis (Dios es de nuestra opinión, piensa como nosotros)... Un poco de amor a la camiseta está muy bien. Los que me hinchan las pelotas son los afrancesados.
- Y DE PICHON RIVIERE, qQUÉ ME DECÍS? DESPUÉS DE TODO ERA UN FRANCHUTE!!!  TUVO LA GENIALIDAD DE RE-PENSAR SU FORMACIÓN CULTURAL A PARTIR DE SU CONTACTO CON LOS GUARANÍES EN EL CHACO ¿NO?
- Mais oui, mais oui, vi un progama de art madi que decía "chez Pichon Rivière", (en casa de Pichon Rivière): era un cajetilla de la gran puta. Pero terriblemente de aquí. Todo lo que llegaba lo desarmaba, lo cortaba en pedacitos, lo repetía hecho bolsa, como para que no lo reconociera ni la madre: Jacobo Moreno se hubiera desmayado si hubiera sabido lo que hizo con su noción de telé...
- A mi tambíen me interesa la política. De acuerdo con vos en que es peligroso hacer reduccionismo psico o sociologico o politico. Cualquier análisis que descuide alguno de los aspectos reduce el campo y empobrece la mirada. Los rusos creyeron que cambiaban el sistema y era suficiente, cayeron en la máquina burocrática que se devoró a las personas y con el tiempo tambíen al sistema. Por eso me gusta el Che que hablaba del hombre NUEVO. UNA POLÍTICA QUE DESCUIDE LA SUBJETIVIDAD NO SIRVE PARA TRANSFORMAR, COMO TAMPOCO SIRVE QUEDARSE CON LO FANTASMÁTICO.
- No podría decirlo mejor.
- bravo Kaes, que piensa a los grupos en su contexto, agrego HISTORICO SOCIAL Nosotros los argentinos también tenemos que pensar nuestra especificidad. Es así somos una mezcla rara de Musseta y de Mimi, en busca de una identidad...NO HAY UNA IDENTIDAD HAY DIVERSIDAD DE IDENTIDADES QUE CONVIVE, DIVERSIDAD DE CLASES SOCIALES EN PUGNA QUE AHORA CONVIVE CON LOS EXCLUIDOS. NO PODEMOS NEGAR NUESTRAS RAICES EUROPEAS PORQUE ES DE DONDE VENIMOS
- Claro: basta de "un solo Estado, una sola Cultura, una sola Lengua, una sola Religión": esa brutalidad napoleónica lleva al culturicidio y al genocidio de los pueblos que no se dejan. SOMOS UNA PLURALIDAD DE CULTURAS BUSCANDO COMPARTIR UN PROYECTO CIVILIZATORIO, dice Bonfil Batalla, antropólogo mexicano.
Eso que decís de Europa vale para los criollos nuevos, los que bajamos de los barcos, no para un catamarqueño de generaciones ni para un hijo de mapuches o negros argentinos. Que un judío sea culturalmente judío, un descendiente de tanos o gallegos baile tarantelas o jotas, que un colla baile huaynos y un sanjuanino cuecas, lo mismo que no somos menos argentinos por luchar por los intereses de los trabajadores contra los intereses violadores de los empresarios... Ah, ellos no: el capital no tiene patria: en una Argentina nueva no tiene que haber más clases que la de los hombres que trabajan, decía mi maestro y lo toman en joda...
- PERO ¿ADONDE VAMOS?
- Yo, a esa Argentina, ¿y vos?...
Un beso: Alejandro Simonetti.
MONIK
----- Original Message -----
From: Alejandro Simonetti
To: grupal@canudos.hipernet.ufsc.br
Sent: Wednesday, September 10, 2003 1:56 PM
Subject: [grupal:24469] MAESTROS DE TORTURAS.

Mónica, por lo que recuerdo, el lugar común entre los militantes, mucho antes de que se hablara de derechos humanos, era que a los milicos los formaban en el arte de la tortura y las desapariciones en West Point, la Escuela de las Américas, etc. Cualquiera que hubiera visto La batalla de Argel sabía que los franceses eran maestros en la represión, pero como los oficiales de acá se formaban en Estados Unidos muchos creíamos que esa era la línea. Tal vez después, en los organismos de derechos humanos posteriores a los años setenta, haya corrido esa información, pero no trascendió en los medios, no me llegó.
Respecto a mi broma sobre Anzieu y compañía, realmente veo sufrir al pedo a mis alumnos con autores que aportaron esquemas muy útiles pero cuyo estilo parece pensado para cortar el acceso a los no iniciados. Aparentes transacciones entre el querer comunicar y el no querer avivar giles...
Odio el sufrimiento inútil en el aprendizaje: todo lo que dicen esos autores puede ser dicho con muchas menos palabras y mucha más didáctica. Sin hablar de su hipertrofia de lo fantasmático en desmedro de lo socio cultural: señalan los organizadores socioculturales, pero desarrollan al infinito los fantasmáticos: nos enseñan un mundo donde lo principal es la fantasía, lo que coincide con ciertas tendencias de nuestras clases medias a evitar enfrentar el hecho de la lucha de clases y la dominación de Europa y Estados Unidos sobre los pueblos dependientes. Mandé a Grupal el artículo de Feinmann sobre Francia en la cultura argentina, que me parece que rebotó, porque pienso que nuestras clases medias progresistas perciben fuertemente el mal que nos hace Estados Unidos pero no tan fuertemente el mal que nos ha hecho la intelectualidad de Francia durante toda la vida de nuestra república. Francia es nuestro modelo intelectual y nos ha enseñado siempre lo que se debe y lo que no se debe pensar, tanto como nos ha enseñado la ropa que se debe o no se debe usar. No casualmente nuestras clases medias recitan el verso de que somos europeos: creo que lo que les gustaría a la mayoría de nuestra clase es que fuéramos franceses y no americanos, aún de origen tano y gallego, que no viste tanto. Los psicólogos sociales nos estamos debiendo un análisis de nuestra clase, porque pienso que en la clase media argentina puede ser que esté el secreto de nuestro estancamiento. En su sometimiento a las clases altas explotadoras de acuerdo a modelos europeos y ahora, crecientemente, yanquis y su desprecio militante a las clases bajas sudamericanas malolientes. Nuestra clase es muy liberal, percibe fuertemente al individuo y no al país ni mucho menos a la clase social, salvo cuando recita textos sobre el tema que su estómago individualista no termina de digerir. No me pongo en juez de mi clase desde afuera, porque siento en mí todos los impulsos que atribuyo a la clase media. Pero no acepto cierta renuencia a analizar el lado de adentro de las clases sociales y de sus ideas políticas, cierta renuencia de los los intelectuales de izquierda a analizar las motivaciones psíquicas de la militancia política, como si todo análisis psicológico, aún psicológico social, fuera reduccionismo psicologista.
Lo que más me importa es la política y ¿cómo no voy a usar los instrumentos de la psicología social para pensarla?: psicología SOCIAL, es decir una psicología que analice las interacciones desde el juego entre organizadores fantasmáticos y organizadores socioculturales y todas las implicaciones objetivas que influyen en nuestra conducta: mitos, ritos, prácticas sociales, ideologías, cosmovisiones, ideas filosóficas de cada país y tiempo, como nos enseña el maestro René Kaës... Una vez, me contó Osvaldo, en una conferencia, le llevaron a Kaës un texto de reunión grupal descontextuado y creo que fue él el que señaló que era imposible entender a un grupo fuera de su contexto sociocultural o algo así. Por eso mi problema no es con los franceses sino con los afrancesados, que no se dan cuenta de que un autor francés dice cosas francesas y o se lo traduce al aquí y ahora o su análisis tergiversa el aquí y ahora. El que me caliente con este tema no quiere decir que sea un fanático: señalo implicaciones, etc.
Perdoname que con tanta lucha interna por no bajar línea cuando coordino, me daesahogue diciendo aquí entre pares lo que pienso, sin medirme tanto...
ALEJANDRO SIMONETTI, OLIVOS, BUENOS AIRES, ARGENTINA,  SEPTIEMBRE-10.
 
Para evitar que nos tomen la dirección para enviar publicidad, cuando enviemos mensajes a varias direcciones,mandémoslos CON COPIA OCULTA: tecleando primero CC y después CCO.
 
----- Original Message -----
 

[Anterior] [Próxima] [Responder] [Início da Mensagem]